Logotipo Centro Cultural Jos Po Aza
HOME CONTÁCTENOS
CENTRO CULRUTAL JOSE PIO AZA  
 
Lima, Octubre 24 , 2018
 
 
 
Publicado : Abril 23,2018   /   Visitas: 370
 
6.
La Alegría del Encuentro - Boletín Selvas Amazónicas
 
 
 

LA ALEGRIA DEL ENCUENTRO

El coliseo de Madre de Dios se vistió de cushmas, coronas de plumas,

tambores y hábitos blancos

 

En la vida hay momentos especiales de felicidad que se guardan en la memoria y el corazón para siempre. El encuentro de los pueblos amazónicos con el Papa Francisco en Puerto Maldonado (Madre de Dios-Perú) el pasado 19 de enero del 2018 fue uno de esos momentos que marcan de alegría la historia de la humanidad frente a la diversidad de culturas que dan vida a nuestra Pan Amazonia.

 

Madre de Dios: tierra de misiones

 

Llegando a Puerto Maldonado encontramos el Aeropuerto Internacional Padre José Aldamiz. Quizás todo visitante que pisa este lugar podría preguntarse quién fue o qué hizo esta persona para que el aeropuerto lleve su nombre. Pues bien, el P. Aldamiz fue misionero dominico, pionero de la aviación en esta región y fundador de Radio Madre de Dios. Esa inquietud podría ser el inicio de una apasionante historia que lleva más de 100 años y que con el tiempo se ha ido consolidando gracias a la continuidad de sus aguerridos misioneros.

 

Por esto y otros singulares motivos, a pocas semanas de vivir el "encuentro de encuentros" seguimos vibrando con el acontecimiento que unió a naciones amazónicas provenientes del Perú, Brasil, Bolivia y otros países vecinos en esta convocatoria papal que marca el valor y relevancia a estos pueblos que por generaciones han sostenido sus conocimientos ancestrales, su cultura y con ello, el cuidado de sus territorios.

 

Sus voces fueron escuchadas

 

Detalles visuales de familias enteras vestidas de sus identidades amazónicas; sonrisas de niños y jóvenes llenaron de satisfacción nuestros corazones, cuando estos eran llamados para aplaudirse por sus respectivas etnias y, cómo olvidar, ese maravilloso coro lingüístico que nos entusiasmaban con sus bellos idiomas. Todo ello, quedo impregnado en nosotros y más aún cuando escuchamos la fuerza con la que Yesica Patiachi, mujer harakmbut, expresaba "... Queremos que nuestros hijos tengan acceso y estudien, pero no queremos que la escuela borre nuestras tradiciones, nuestras lenguas, no queremos olvidarnos de nuestra sabiduría ancestral. Queremos que nuestros hijos se eduquen para que no sufran ni sean discriminados como nosotros". Igualmente, las palabras de Luis Miguel Toyeri y María Luzmila se hicieron escuchar.

 

Y eso fue lo que pasó, el Papa Francisco atentamente escuchó y respondió diciéndoles "...La cultura de nuestros pueblos es un signo de vida. La Amazonia, además de ser una reserva de la biodiversidad, es también una reserva cultural que debe preservarse ante los nuevos colonialismos. La familia es y ha sido siempre la institución social que más ha contribuido a mantener vivas nuestras culturas. En momentos de crisis pasados, ante los diferentes imperialismos, la familia de los pueblos originarios ha sido la mejor defensa de la vida. Se nos pide un especial cuidado para no dejarnos atrapar por colonialismos ideológicos disfrazados de progreso que poco a poco ingresan dilapidando identidades culturales y estableciendo un pensamiento uniforme, único... y débil. Escuchen a los ancianos. Ellos tienen una sabiduría que les pone en contacto con lo trascendente y les hace descubrir lo esencial de la vida. No nos olvidemos que «la desaparición de una cultura puede ser tanto o más grave que la desaparición de una especie animal o vegetal». Y la única manera de que las culturas no se pierdan es porque se mantienen en dinamismo, en constante movimiento". Es así como el Santo Padre, ante el mundo, resaltaba los aportes culturales y las complejidades de la realidad de estos hermanos que siguen esperando que sus demandas se atiendan con acciones concretas a nivel nacional e internacional.

 

Juntos como una sola nación

 

Valió la pena tanto esfuerzo realizado. Fuimos testigos del traslado y acogida de comunidades nativas que venían con misioneros, agentes pastorales, representantes de sus naciones y peregrinos en general quienes caminaron, viajaron, subieron y bajaron de botes, de buses, de aviones (para los que podían). Supimos que pasaron calor, lluvia, incomodidades, pero no importaba porque se iban a encontrar con alguien importante. "Ellos mismos (los machiguengas) no sabían quién era el Papa Francisco y qué iban a vivir. Por eso les explicamos con charlas previas. Quizás entendieron algunos y la mayoría ni se dieron por enterados, pero igual se tenía la ilusión de viajar y encontrarse con el otro, con los otros, con los hermanos de la selva”, nos dice el Padre Roberto Ábalos, misionero dominico.

 

Desde las galerías del coliseo y en la alfombra de honor, antes de que llegara el Papa Francisco, a los hermanos indígenas se les veían orgullosos de sentirse una sola nación. Fueron conscientes que no estaban solos, que sus esperanzas y sinsabores de sus vidas eran compartidas. Ellos, que son "nuestro espejo" como decía el P. Ricardo Álvarez, al fin se sentían protagonistas e importantes.

 

Rumbo al Sínodo Pan Amazónico.

 

Ahora, después de lo vivido nos toca seguir caminando. Este espacio de encuentro fue el inicio de otros desafíos y respuestas que hay que dar. El papa Francisco convocó al Sínodo Pan Amazónico y lo inició con un encuentro pre sinodal en Puerto Maldonado. Así lo mencionó en su discurso: “Pido a mis hermanos obispos que, como se viene haciendo incluso en los lugares más alejados de la selva, sigan impulsando espacios de educación intercultural y bilingüe en las escuelas y en los institutos pedagógicos y universidades. Felicito las iniciativas que desde la Iglesia Amazónica peruana se llevan a cabo para la promoción de los pueblos originarios: escuelas, residencias de estudiantes, centros de investigación y promoción como el Centro Cultural José Pío Aza, el CAAAP y CETA, novedosos e importantes espacios universitarios interculturales como NOPOKI, dirigidos expresamente a la formación de los jóvenes de las diferentes etnias de nuestra Amazonia”. 

 

Como Iglesia continuaremos acompañando a las comunidades nativas desde las bases, con sus organizaciones sociales, respondiendo a un compromiso que no termina y que continuamente nos plantea promover el diálogo intercultural, la escucha de sus derechos colectivos y territoriales, la difusión de sus culturas, ser facilitadores de iniciativas comunicativas, darles opción a más herramientas de empoderamiento, brindarles efectivos y adecuados programas de educación bilingüe, respetarles en su cosmovisión, ayudarles a velar por su salud integral y juntos a ellos construir una vida plena.

 

 

Por Mónica Villanueva Galdos, Centro Cultural José Pío Aza

Boletín Selvas Amazónicas 271, Marzo-Abril 2018

FOTO: EL COMERCIO

 

 

Biblioteca P.Ricardo Alvarez Lobo
Busqueda y consulta de informacion importante
Por Autor:
Por Titulo:
Por revista:
Por Año:
Por rango de año:
De:    a:
Museo Etnográfico José Pío Aza

Le invitamos a conocer la exposicion de la amazonia peruana.Imagenes artesania, y muchos más.Los esperamos.

   
 
centro cultural josé pío aza
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  2014 Derechos reservados
CENTRO CULRUTAL JOSE PIO AZA